REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
CORTE DE APELACIONES SALA 2

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL
Sala 2
Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Zulia
Maracaibo, 20 de Octubre de 2009
199º y 150º

ASUNTO PRINCIPAL : VP02-P-2009-011764
ASUNTO : VP02-R-2009-000895

Decisión N° 386-09

Ponencia de la Juez de Apelaciones Dra. GLADYS MEJIA ZAMBRANO

Identificación de las partes:

Imputado: AMÉRICO SALAS MELEAN, titular de la cédula de identidad No 13.299.849.

Víctima: JULIO HERNÁN MEZA BENÍTEZ Y LUIS ALFONSO RESTREPO PALACIO.

Defensa: Abogado DANIEL OLMOS TORRES, Inpreabogado N° 116.462.

Representante del Ministerio Público: Fiscal Auxiliar Tercera comisionada para la Fiscalía Octava del Ministerio Público, Abogada LEIDYS FLORES LUZARDO.

Delito: HOMICIDIO CALIFICADO CON ALEVOSÍA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° del Código Penal, y ASOCIACIÓN PARA DELINQUIR, previsto y sancionado en el artículo 6 de la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada.

Se recibió la causa, se dio cuenta en Sala, y se designó ponente a la Dra. GLADYS MEJÍA ZAMBRANO, quien con tal carácter suscribe la presente decisión.

Han subido estas actuaciones en virtud del recurso de apelación interpuesto por el Abogado DANIEL OLMOS TORRES, actuando con el carácter de defensor privado del imputado AMÉRICO SALAS MELEAN, contra la decisión Nº 1161-09 dictada en fecha 12 de Septiembre de 2009, por el Juzgado Quinto de Primera Instancia en funciones de Control del Circuito Judicial Penal del Estado Zulia, mediante la cual PRIMERO: DECRETA LA MEDIDA DE PRIVACIÓN JUDICIAL DE LIBERTAD, de conformidad con lo establecido en los artículos 250, 251 y 252 del Código Orgánico Procesal Penal, en contra del imputado AMÉRICO SALAS MELEAN, plenamente identificado en actas, por la comisión de los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO CON ALEVOSÍA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° del Código Penal, y ASOCIACIÓN PARA DELINQUIR, previsto y sancionado en el artículo 6 de la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada, cometido en perjuicio de los ciudadanos quienes en vida respondían al nombre de JULIO HERNÁN MEZA BENÍTEZ Y LUIS ALFONSO RESTREPO PALACIOS. SEGUNDO: Se acuerda mantener la custodia policial de parte de los funcionarios de la Policía Regional del Estado Zulia, en el Centro Hospitalario Dr. Adolfo D´Empaire, a los fines de que permanezca hospitalizado. TERCERO: Se acuerda oficiar al Director de la Clínica Dr. Adolfo D´Empaire, a los fines de que informe a este Tribunal el día en que el ciudadano Américo Salas sea dado de alta; a fin de ordenar nueva evaluación médica con galenos adscritos a la Medicatura Forense, y fijar acto en esta Clínica Hospitalaria, en presencia del galeno que practicare dicha evaluación, el Representante Fiscal y la Defensa del imputado de autos. CUARTO: Se declara la Aprehensión en Flagrancia del imputado Américo Salas, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 248 del Código Orgánico Procesal Penal, y se acuerda que el presente procedimiento se siga por la vía ordinaria de conformidad con lo dispuesto en el artículo 373 ejusdem. QUINTO: Se declara sin lugar la solicitud de la defensa en cuanto a la imposición de una medida menos gravosa a favor de su representado. SEXTO: Se insta a la Fiscalía Octava del Ministerio Público como titular de la acción de la presente investigación penal emita un pronunciamiento sobre la práctica de diligencias de investigación solicitada por la defensa.

Se recibieron las presentes actuaciones, en fecha 08 de Octubre de 2009, y se dio cuenta en Sala de conformidad con el sistema de distribución, designándose como ponente a la Juez Profesional Doctora Gladys Mejía Zambrano, y se declaró su ADMISIBILIDAD, en fecha 09 de Octubre de 2009 y cumplidos como han sido los trámites procedimentales, este Tribunal Colegiado para resolver entra a hacer las siguientes consideraciones:
PLANTEAMIENTO DEL RECURSO DE APELACIÓN

El profesional del Derecho DANIEL OLMOS TORRES, interpone recurso de apelación de conformidad con lo dispuesto en el artículo 447 numerales 4 y 5 del Código Orgánico Procesal Penal, en contra de la decisión Nº 1161-09 dictada en fecha 12 de Septiembre de 2009, por el Juzgado Quinto de Primera Instancia en funciones de Control del Circuito Judicial Penal del Estado Zulia, y lo realiza en base a los siguientes argumentos:

El recurrente antes identificado manifiesta, que su defendido fue detenido policialmente con custodia permanente en la sede de la Policlínica “Adolfo D´Empaire” de esta ciudad, con motivo de un procedimiento policial realizado por funcionarios adscritos a la Policía Regional del Estado Zulia, Comisaría Puma Norte, en fecha 31 de Julio de 2009, aproximadamente a las 3:30 de la madrugada, en virtud de haber resultado herido el hoy imputado, resultando también muerto otro ciudadano; ahora bien, desde la fecha antes mencionada el imputado de autos no había sido presentado ante el Juzgado de Control competente dentro del lapso constitucional establecido en el artículo 44, numeral 1 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ni en el término ordenado por el artículo 250 del Código Orgánico Procesal Pena, por lo que a juicio del recurrente se ejecutó una detención inconstitucional e ilegal, por no existir orden de aprehensión en contra de su defendido ni fue detenido en flagrancia.

Sostiene, la defensa de autos que la aprehensión de su defendido está viciada de Nulidad Absoluta, por violación del principio del debido proceso, en virtud que desde el 01-08-09 fue sometido a custodia policial permanente, es decir, 24 horas después de haber resultado herido. Asimismo, vencido el lapso de 48 horas, a partir de la detención del imputado, la Fiscal del Ministerio Público empieza a cumplir con la tramitación procesal referente a la presentación de imputado a partir del día 04-09-09, cuando la Fiscal Leidys Flores, se apersonó a la sede de la Policlínica junto con la Juez Quinto de Control del Circuito Judicial Penal del Estado Zulia, para hacer la presentación de imputado, ponerlo a disposición de la Juez de Control y hacerle la imputación formal, lo cual igualmente vulnera el principio constitucional del debido proceso.

De igual manera señala, que la Juez de Primera Instancia, luego de escuchar la exposición fiscal y de la defensa, en forma extraña procedió a desnaturalizar la audiencia oral, ya que violó el imperativo contenido en el artículo 177 del Código Orgánico Procesal Penal, norma que ordena al Juez pronunciar inmediatamente después de concluida la audiencia oral, lo cual violenta el debido proceso, ya que en vez de pronunciar su decisión después de oídas las exposiciones de las partes, incluso la del imputado, en forma írrita postergó el pronunciamiento de la parte motiva y dispositiva de su decisión, incurriendo así a criterio de la defensa en un error de derecho inexcusable, porque la Audiencia de Presentación del imputado fue oral y debe ser siempre oral, nunca escrita, y en virtud de dicha postergación ilegal la Jueza fijó el día 08-09-09 para dictar el pronunciamiento respectivo, el cual aparte de extemporáneo en derecho, tampoco fue dictado en la fecha mencionada por razones de fuerza mayor, ya que el abogado defensor Freddy Ferrer sufrió una seria contaminación gripal y viral, que lo mantuvo en reposo absoluto por más de 8 días, por lo que el Tribunal Quinto de Control produjo la decisión el día 12-09-09, decretando la privación judicial preventiva de libertad, lo cual resulta ilegal por no haberse dictado el día 04-09-09 a pesar de haber concluido todas las exposiciones a las 5:20 de la tarde, sin embargo, dictó una decisión nula de pleno derecho, por violación del debido proceso y de la libertad individual de su defendido.

Alega, que su defendido se ha sometido respetuosamente a la persecución penal judicial, desde el mismo día en que incurrió el hecho, y es un funcionario policial activo adscrito al Instituto Municipal de Policía de Maracaibo, razón por la cual considera el recurrente que la Juez de Control debió otorgarle una medida cautelar menos gravosa, ya que debe honrarse el principio de presunción de inocencia que lo ampara.

Por lo tanto, solicita el recurrente de autos, que el presente recurso de apelación se admita conforme a derecho, se declare Con Lugar, y se acuerde a favor de su defendido las Medidas cautelares Sustitutivas a la Privación de Libertad, contenidas en los ordinales 3° y 4° del artículo 256 del Código Orgánico Procesal Penal, en concordancia con los artículos 8, 9 y 243 ejusdem.

FUNDAMENTOS DE LA SALA PARA DECIDIR

Una vez estudiados los argumentos de la parte recurrente, y revisadas las actuaciones que conforman la presente causa, esta Alzada observa:

Que la defensa ejerce recurso de apelación contra la decisión del Juzgado Quinto en funciones de Control de este Circuito Judicial Penal del Estado Zulia, de fecha 17 de Julio de 2009, mediante la cual ese Juzgado decretó en el acto de presentación de imputado, MEDIDA DE PRIVACIÓN JUDICIAL DE LIBERTAD, en contra del imputado AMÉRICO SALAS MELEAN, plenamente identificado en actas, por la presunta comisión del delito de HOMICIDIO CALIFICADO CON ALEVOSIA, previsto y sancionado en el articulo 406 ORDINAL 1° del Código Orgánico Procesal Penal y ASOCIACIÓN PARA DELINQUIR, previsto y sancionado en el articulo 6 de la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada, en perjuicio de los ciudadanos quienes en vida respondieran al nombre de JULIO HERNAN MEZA BENÍTEZ Y LUIS ALFONSO RESTREPO PALACIO.

Al analizar la decisión recurrida, se evidencia de la misma que la A quo dicta la medida de privación judicial preventiva de libertad al imputado AMÉRICO SALAS MELEAN, tomando en consideración que se encuentran llenos todos y cada uno de los requisitos previstos por el Legislador en el artículo 250 del Código Orgánico Procesal Penal, como lo son: 1.- Un hecho punible que merezca pena privativa de libertad y cuya acción penal no se encuentre evidentemente prescrita; en el caso bajo estudio estamos en presencia tal y como lo mencionó el Tribunal A quo, de la presunta comisión de los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO CON ALEVOSIA, previsto y sancionado en el articulo 406 ORDINAL 1° del Código Orgánico Procesal Penal y ASOCIACIÓN PARA DELINQUIR, previsto y sancionado en el articulo 6 de la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada, los cuales en virtud de la fecha de los hechos no se encuentran evidentemente prescritas. 2.- Fundados elementos de convicción para estimar que el imputado ha sido autor o partícipe en la comisión de un hecho punible, lo cual fue claramente motivado por la Juzgadora de instancia cuando señala como elementos de convicción, el acta policial, las actas de Notificación de Derechos realizada a los imputados de autos, y demás actas de investigación. 3.- Una presunción razonable, por la apreciación de las circunstancias del caso particular, de peligro de fuga o de obstaculización en la búsqueda de la verdad respecto de un acto concreto de investigación, lo que también fue notoriamente señalado por la A quo al establecer en la decisión recurrida que en virtud al daño causado y la posible pena a imponer, aunado a la condición de funcionarios policiales que pueden amenazar, o interferir en la investigación, por lo que se presumía la existencia del peligro de fuga; todo lo cual a criterio de los integrantes de esta Sala de Alzada, Justifican plenamente la procedencia de la medida de privación judicial preventiva de libertad decretada en contra del ciudadano AMÉRICO SALAS MELEAN.

En este sentido, afirma el Dr. ALBERTO ARTEAGA SANCHEZ en su libro “La Privación de Libertad en el Proceso Venezolano”:

“La privación Judicial preventiva de libertad según lo dispone el artículo 250 del Código Orgánico procesal Penal, podrá ser decretada por el Juez de Control, a solicitud del Ministerio Público; y exige, como medida cautelar, de acuerdo a lo que ha señalado la doctrina y lo recoge la ley adjetiva penal, la concurrenci