REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA.
EN SU NOMBRE
JUZGADO SÉPTIMO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL Y MERCANTIL BANCARIO CON COMPETENCIA NACIONAL Y SEDE EN LA CIUDAD DE CARACAS
(EN TRANSICION).


EXPEDIENTE Nº 02369. DECISION INTERLOCUTORIA.

DEMANDANTE: BANCO INDUSTRIAL DE VENEZUELA, C. A., sociedad mercantil domiciliada en la ciudad de Caracas, inscrita ante el Registro de Comercio que llevaba el Juzgado de Primera Instancia en lo Mercantil del Distrito Federal, en fecha 15/01/1938, bajo el Nº 30, posteriormente inscrita en el Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda en fecha 21/10/1959, bajo el Nº 40-A-Pro, y cuya última modificación estatutaria quedó inscrita en el Registro Mercantil Cuarto de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda, el día 05/07/2001, bajo el Nº 49, Tomo 38-A-Cto.

APODERADOS JUDICIALES DE LA PARTE ACTORA: RAQUEL SUBERO, abogada en ejercicio, inscrita en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo el Nº 10.371.

DEMANDADOS: ASERRADERO ARAUCA, C.A., denominada anteriormente “ASERRADERO ARAUCA, S.R.L., inscrita por ante el Registro Mercantil de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda, en fecha 10 de agosto de 1970, bajo el Nº 58, tomo 64-A, siendo su ultima modificación inscrita por ante Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Portuguesa, en fecha 02 de noviembre de 2000, anotada bajo el No. 42, Tomo 12-A. u y los ciudadanos NICOLA PETRIGLIERI CAMPANELLA y MARIA BAGLIERI DE PIETRIGLIERI, venezolano el primero, extranjera la segunda, mayores de edad y titulares de las Cedulas de Identidad, Nros. V-5.950.363 y E-872.722, respectivamente.

APODERADOS JUDICIALES DE LA PARTE DEMANDADA: No se constituyeron apoderados en juicio.

MOTIVO: COBRO DE BOLIVARES (VIA EJECUTIVA).
I
En fecha 27 de MAYO de 2003, se recibió libelo de demanda del juzgado distribuidor JUZGADO NOVENO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL Y MERCANTIL BANCARIO CON COMPETENCIA NACIONAL Y SEDE EN LA CIUDAD DE CARACAS, mediante sorteo No. 12, en el que la abogada, RAQUEL SUBERO, apoderado judicial del BANCO INDUSTRIAL DE VENEZUELA, C.A., consigna demanda por el procedimiento de Cobro de Bolívares (via ejecutiva) a la sociedad mercantil ASERRADERO ARAUCA, C.A. así como a sus garantes y fiadores los ciudadanos NICOLA PETRIGLIERI CAMPANELLA y MARIA BAGLIERI DE PIETRIGLIERI, todos anteriormente identificados para que paguen o sean condenados por el Tribunal a pagar las siguientes cantidades y conceptos:

PRIMERO: En razón del pagaré suscrito en fecha 13 de diciembre de 2002, por la cantidad de DOSCIENTOS VEINTICINCO MILLONES DE BOLIVARES (Bs, 225.000.000,ºº):
1). NOVENTA MILLONES CUATROCIENTOS NOVENTA Y NUEVE MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y OCHO BOLILVARES (Bs. 90.499.998,ºº), por concepto de capital.
2). CUATROCIENTOS Y UN MILLONES VEINTISEIS MIL SEISCIENTOS SESENTA Y CINCO BOLIVARES CON SETENTA Y SEIS CENTIMOS (Bs. 41.026.665,76), por concepto de intereses de mora desde el 11/05/2002 al 15/04/2003.
SEGUNDA: En razón del pagaré suscrito en fecha 08 de noviembre de 2001, por la cantidad de CIENTO CINCO MILLONES DE BOLIVARES (Bs. 105.000.000,ºº):
1) CIENTO CINCO MILLONES DE BOLIVARES (Bs. 105.000.000.oo), por concepto de capital.
2). CINCUENTA TRES MILLONES OCHOCIENTOS SETENTA Y TRES MIL SEISCIENTOS VEINTICINCO BOLIVARES (Bs. 53.873.625,ºº), por concepto de intereses de mora desde el27/03/2002 al 15/04/2003.
TERCERO: En razón del pagare suscrito en fecha 11 de noviembre de 2001, por la cantidad de VEINTIDOS MILLONES QUINIENTOS MIL BOLIVARES (Bs. 22.500.000,ºº):
1). VEINTIDOS MILLONES QUINIENTOS MIL BOLIVARES (Bs. 22.5000.000,ºº), por concepto de capital.
2). DIEZ MILLONES DIECISEIS MIL DOSCIENTOS CINCUENTA BOLIVARES (Bs. 10.016.250,ºº), por concepto de intereses de mora desde 28/02/2002 al 27/01/2003.

CUARTO: En razón del pagaré suscrito en fecha 11 de noviembre de 2000, por la cantidad de SETENTA Y CINCO MILLONES DE BOLIVARES (Bs. 75.000.000,ºº):
1). SETENTA Y NUEVE MILLONES OCHOCIENTOS VEINTIDOS MIL SETECIENTOS OCHENTA Y CINCO BOLIVARES CON TREINTA Y DOS CENTIMOS (Bs. 69.822.788,ºº).
3). CINCO MILLONES QUINIENTOS OCHENTA Y CINCO MIL OCHOCIENTOS VIENTITRES BOLIVARES CON SEIS CENTIMOS (Bs. 5.585.823, 06), por concepto de intereses de originales causados desde el 08/09/2001 AL 08/12/2001.
2). CUARENTA Y SIETE MILLONES TRESCIENTOS SESENTA Y CINCO MIL SESENTA Y CUATRO BOLIVARES CON VEINTICINCO CENTIMOS (Bs. 47.365.064,25), por concepto de intereses de mora causados desde 09/12/2001 al 15/04/2003.
QUINTO: Los intereses de mora que sigan generando hasta la fecha definitiva del pago más las costas y costos.
Por auto del 11 de julio de 2003 se admitió la demanda ordenándose la citación de los demandados, se solicitaron fotostatos necesarios para elaborar las compulsas que fueron consignados el 7/08/2003.
El 08 de septiembre la abogada RAQUEL SUBERO M. apoderada judicial de la parte actora solicitó le fueran entregadas las compulsas para la tramitación citación de los co-demandados.
El 06 de octubre del mismo año el Juez suplente Dr. HENRIQUE PEREZ BETANCOURT, se avocó al conocimiento de la causa y acordó la entrega de las compulsas.
El 10 de marzo la abogada RAQUEL SUBERO en su carácter de autos, solicita se libre despacho al Juzgado 1º del Municipio Guanare del Estado Portuguesa.
El 30 de marzo de 2004, la Juez Titular MERCEDES HELENA GUTIERREZ se reintegra a sus labores, se avoca al conocimiento de la causa, y comisiona mediante oficio y despacho al JUZGADO PRIMERO DEL MUNICIPIO GUANARE DE LA CIRCUNCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO PORTUGUESA.
El 9 de junio de 2004, la abogada de la parte actora, solicitó copia certificada del libelo de demanda y del auto de admisión, que fue acordada por auto del 18-6-04, se solicitaron los fotostatos necesarios para librarla que fueron consignados el 21-7-2004 y entregada el 24-8-2004.
En la misma fecha la apoderada judicial consigna comisión de citación sin cumplir por cuanto el Juzgado comisionado no tenía competencia territorial, por lo que solicita se libre nuevo despacho dirigido al Juzgado Primero del Municipio Páez del Estado Portuguesa.
El 8-12-2005, se recibe comisión proveniente del Juzgado segundo del Municipio Guanare del Primer Circuito de la Circunscripción Judicial del Estado Portuguesa, que no se pudo cumplir.
II
Para decidir el Tribunal observa: Que de las actas procesales del presente expediente se evidencia que desde el 18/12/2005, fecha en cual se recibe comisione proveniente del Juzgado Segundo del Municipio Guanare del Primer Circuito de la Circunscripción Judicial del Estado Portuguesa, hasta la fecha no se ha efectuado ninguna otra diligencia que impulse el proceso, y dada su naturaleza, se encuentra el expediente paralizado desde la fecha señalada.
Ahora bien, entre las causas de extinción de la perención de la instancia que castiga la inercia de las partes en la actividad por la paralización prolongada del proceso; y al haber tal inercia se presume el abandono de la instancia.
Por otro lado, está el interés público, de evitar la pendencia indefinida del proceso, por ello GIUSEPPE CHIOVENDA considera que: “…Después de un periodo de inactividad procesal prolongada, el Estado tiende liberar a sus propios órganos de la necesidad de proveer las demandas y de todas las actividades derivadas de la existencia de una relación procesal…” (Principios,… II, p 482).
La perención de la instancia persigue una razón practica sancionar la conducta omisiva de las partes que deben inducir al desenvolvimiento del proceso hasta su fin natural que es la sentencia.
Este interés procesal debe operar como estímulo constante del proceso, no se puede permitir la perpetuación de los procesos por la sola voluntad de las partes, ya que la función del proceso es su marcha constante hacia su finalización en el menor tiempo posible, dentro de los lapsos que la propia ley procesal otorga.
En tal sentido el artículo 267 del Código de Procedimiento Civil establece: “Toda instancia se extingue por el transcurso de un año sin haberse ejecutado ningún acto de procedimiento por las partes…(Omissis)”.
De igual manera, el artículo 269, reza de la siguiente manera “La perención se verifica de pleno derecho y no es renunciable por las partes. Puede declararse de oficio por el Tribunal…(Omissis)”.
Por cuanto de las actas procesales se observa que desde 08/12/2005 hasta la presente fecha, trascurrió holgadamente el lapso de un año establecido por la Ley para que se verifique la perención de la instancia, sin que la parte actora hubiere efectuado acto de procedimiento alguno, y aunque no se le haya declarado hasta el momento, se consumó, motivo por el cual el Tribunal la declara de oficio con lugar y así se decide.
III
Por los razonamientos anteriormente expuestos, éste JUZGADO SEPTIMO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL Y MERCANTIL BANCARIO CON COMPETENCIA NACIONAL Y SEDE EN LA CIUDAD DE CARACAS ( EN TRANSICIÓN), Administrando Justicia en nombre de la REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA y por la autoridad que le confiere la Ley, de conformidad con lo establecido en los artículos 12, 242, 243, 267 y 269 del Código de Procedimiento Civil, declara: CON LUGAR LA PERENCION DE LA INSTANCIA en el Juicio intentado por BANCO INDUSTRIAL DE VENEZUELA, C. A., contra la sociedad mercantil ASERRADERO ARAUCA, C.A., y los ciudadanos y NICOLA PETRIGLIERI CAMPANELLA y MARIA BAGLIERI DE PIETRIGLIERI, identificados en la primera parte de este decisión.
De conformidad con lo previsto en el artículo 283 del Código de Procedimiento Civil, no se causan costas dada la naturaleza de la decisión.
NOTIFIQUESE.
Publíquese, regístrese y déjese copia.
Dada, firmada y sellada en Caracas, a los VEINTIDOS ( 22 ) DÍAS DEL MES DE NOVIEMBRE DEL AÑO DOS MIL SIETE (2007). AÑOS: 197º Y 148º.
LA JUEZ,

MERCEDES HELENA GUTIERREZ.
LA SECRETARIA,

YAMILET ROJAS.
En la misma fecha, siendo las DOCE DEL MEDIODIA (12:00 m), se publicó la anterior decisión en la Sala de Despachos del Tribunal.
LA SECRETARIA,

YAMILET ROJAS.
EXP 02369.
Douglas