REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA



EN SU NOMBRE
EL JUZGADO SEGUNDO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL, MERCANTIL Y DEL TRÁNSITO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ÁREA METROPOLITANA DE CARACAS
Año: 197º y 148º

PARTE ACTORA: MARTHA ALICIA MARIN DE VILA, venezolano, mayor de edad, de este domicilio y titular de la cédula de identidad No. 12.669.391.
APODERADOS DE LA PARTE ACTORA: JUAN LUIS AGUANA FIGUERA y GLORIA MADERA HERNANDEZ, Abogados en ejercicio e inscritos en el Inpreabogado bajo los Nos. 1.608 y 13.823, respectivamente.
PARTE DEMANDADA: RODOLFO MONDOLFI VIZCARRONDO, venezolano, mayor de edad, de este domicilio y titular de la cédula de identidad No. 2.930.247.
MOTIVO: APELACIÓN (CUMPLIMIENTO DE CONTRATO)
EXPEDIENTE Nº: 07-9127.

- I -
Narración de los Hechos

Se inició el presente juicio mediante libelo demanda que introdujera la ciudadana MARTHA ALICIA MARIN DE VILA, por el cual demanda el cumplimiento de contrato. Dicha demanda le tocó conocer al Juzgado Cuarto de Municipio de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana luego de haber sido efectuado el sorteo correspondiente por ante el Juzgado Distribuidor de Municipio de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas.
Por auto de fecha 19 de enero de 2007, el Juzgado A quo negó la admisión de la demanda por considerarla contraria a una disposición prevista en la Ley.
En fecha 23 de enero de 2007, la parte actora solicitó aclaratoria del auto de fecha 19 de enero de 2007.
Por auto de fecha 24 de enero de 2007, el Juzgado A quo aclaró el auto de admisión de fecha 19 de enero de 2007.
En fecha 24 de enero de 2007, la parte actora apeló del auto de fecha 19 de enero de 2007.
Por auto de fecha 21 de febrero de 2007, este Juzgado le dio entrada y fijó el décimo día para los informes.
En fecha 14 de marzo de 2007, la apoderada judicial de la parte actora consignó escrito de informes en la presente causa.
Por lo tanto, vistas las actas que conforman el presente expediente, este Juzgador pasa a dictar sentencia previa las siguientes consideraciones:

- II -
Motivación Para Decidir

Debe este Tribunal pasar a pronunciarse respecto de la apelación ejercida por los abogados JUAN LUIS AGUANA FIGUERA y GLORIA MADERA HERNANDEZ en su carácter de apoderados judiciales de la ciudadana MARTHA ALICIA MARIN DE VILA, contra la decisión de fecha 19 de enero de 2007, mediante la cual se declaró INADMISIBLE la demanda de cumplimiento de contrato incoada por la ciudadana MARTHA ALICIA MARIN DE VILA contra el ciudadano RODOLFO MONDOLFI VIZCARRONDO.
Al respecto, observa este sentenciador que el Juzgado Cuarto de Municipio de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, dictó sentencia en fecha 19 de enero de 2007, mediante el cual declaró INADMISIBLE la demanda de cumplimiento de contrato incoada por la ciudadana MARTHA ALICIA MARIN DE VILA contra el ciudadano RODOLFO MONDOLFI VIZCARRONDO.
En concordancia con lo anterior, debe este Tribunal observar que el artículo 341 del Código de Procedimiento Civil, establece lo siguiente:

“Artículo 341.- Presentada la demanda, el Tribunal la admitirá si no es contraria al orden público, a las buenas costumbres o a alguna disposición expresa de la Ley. En caso contrario, negará su admisión expresando los motivos de la negativa. Del auto del Tribunal que niegue la admisión de la demanda, se oirá apelación inmediatamente, en ambos efectos.”

Respecto al artículo anterior, el Dr. Ricardo Henríquez La Roche, en su obra “Código de Procedimiento Civil”, Tomo III, sostiene:

“Esta disposición autoriza al juez al rechazo in limine de la demanda, atenida siempre al principio dispositivo del artículo 11, pues la declaratoria oficiosa de inadmisibilidad debe fundarse en que la pretensión empece el orden público, las buenas costumbres o alguna disposición expresa de la Ley.
Cuando la inadmisibilidad, no sea evidente, la prudencia aconseja al juez permitir que sea el demandado quien suscite la cuestión previa correspondiente, para luego resolver con vista al debate sustanciado. Con mayor razón cuando concierne al orden privado, o cuando la inadmisibilidad provenga de una disposición que no la expresa claramente.(…)”

(Resaltado del Tribunal)

Considera este Juzgador que la disposición contenida en el artículo 341 del Código de Procedimiento Civil es una manifestación del poder de impulso de oficio que se le atribuye al Juez, en virtud del cual el mismo puede examinar de oficio si la demanda resulta contraria o no al orden público, las buenas costumbres o disposición legal alguna, siendo que la apelación sólo procede contra el auto del Tribunal que niegue la admisión de la demanda, la cual debe ser oída en ambos efectos. Así tenemos, que la declaratoria de inadmisibilidad de la acción encuentra su sustento o fundamento únicamente en las causales expuestas ut supra.
Asimismo, considera este Juzgador que la inamisibilidad declarada por el Juzgado Cuarto de Municipio de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, fue fundamentada en que el artículo 38 de la Ley de Arrendamientos Inmobiliarios, consagra la prórroga legal que es aplicable a los contratos de arrendamiento a tiempo determinado y se establece la duración de la prórroga de acuerdo a la duración del contrato.
Igualmente, observa este Tribunal que el Juzgado A quo realizó una serie de razonamientos dirigidos a determinar la naturaleza del contrato de arrendamiento, y poder establecer si el mismo, es a tiempo determinado o indeterminado. Luego de establecido que el contrato era a tiempo indeterminado según el Juzgado A quo, procedió a declarar la inadmisibilidad de la demanda, por no serle aplicable a un contrato a tiempo indeterminado el artículo 39 de la Ley de Arrendamientos Inmobiliarios.
Ahora bien, de conformidad con lo antes expuesto y siendo que las únicas razones por las que se puede inadmitir una demanda, son por que ésta sea contraria al orden público, a las buenas costumbres o a alguna disposición expresa de la Ley.
Asimismo, observa quien decide que cuando la inadmisibilidad, no sea evidente, la prudencia aconseja al juez permitir que sea el demandado quien suscite la cuestión previa correspondiente, para luego resolver con vista al debate sustanciado. Con mayor razón cuando concierne al orden privado, o cuando la inadmisibilidad provenga de una disposición que no la expresa claramente
Siendo que en el presente caso, no existe una disposición expresa de la Ley que manifieste claramente la causa de inadmisibilidad de la demanda propuesta, considera este Tribunal que la misma debe ser admitida y sustanciada de conformidad con lo establecido en nuestro Código de Procedimiento Civil. Así se decide.-

- III -
Dispositiva

De conformidad con los fundamentos de hecho y de derecho anteriormente expuestos, este Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley declara CON LUGAR la apelación intentada por la parte actora ciudadana MARTHA ALICIA MARIN DE VILA, contra el auto dictado por el Juzgado Cuarto de Municipio de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, en fecha 19 de enero de 2007; en consecuencia, se REVOCA el auto dictado en fecha 19 de enero de 2007, y se repone la causa al estado de pronunciamiento sobre la admisión de la demanda propuesta por la ciudadana MARTHA ALICIA MARIN DE VILA en el sentido expresado en la parte motiva del presente fallo.
Por la especialidad del fallo, no hay condenatoria en costas en la presente alzada.
De conformidad con lo establecido en el artículo 248 del Código de Procedimiento Civil, déjese copia certificada del presente fallo.
Notifíquese a la parte actora apelante del presente fallo, por ser dictado fuera del lapso establecido para ello.
Regístrese, publíquese y déjese copia.
Dada, firmada y sellada en la Sala de Despacho del Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, en Caracas, a los cuatro (04) días del mes de junio de dos mil siete (2007).
EL JUEZ,


LUIS RODOLFO HERRERA GONZÁLEZ.
LA SECRETARIA,


MARIA GABRIELA HERNANDEZ RUZ
En la misma fecha se registró y publico la anterior sentencia siendo las _____________.
LA SECRETARIA,



LRHG/VyF.
Exp. Nº 07-9127.