REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
CIRCUITO JUDICIAL PENAL DEL ÁREA METROPOLITANA DE CARACAS
TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA EN FUNCIÓN DE JUICIO N° 3
SECCIÓN ADOLESCENTES
SALA 107

Caracas, 20 de julio de 2007
197° y 148°

Vistas las actas procesales que conforman la presente causa, signada bajo el N° 057-01, seguida en contra del acusado XXXXXXXXXXXXXXXXXX, de las cuales se desprende del Acta de Debate del Juicio Unipersonal Oral y Privado de fecha 16-07-2007, que este Tribunal acordó el Sobreseimiento por Prescripción de la Acción Penal solicitado por la Defensa Privada del acusado, toda vez que el mismo fue declarado en Rebeldía en fecha 12-07-2002 (Pieza II, folio 136), observándose que en la presente causa ha transcurrido más de el lapso de prescripción establecido en el artículo 615 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente para el delito presuntamente cometido por el acusado, el cual es Homicidio Calificado en grado de Complicidad Correspectiva y Lesiones Graves. Este Tribunal, conforme a lo establecido en el artículo 604 de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño y del Adolescente, pasa a las siguientes consideraciones:

CAPITULO I

En fecha 12 de julio de 2002, este Tribunal 3° de Juicio de la Sección Adolescentes de este Circuito, declaró en rebeldía al acusado de autos conforme a lo establecido en el artículo 617 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, por cuanto el mismo había incumplido con la Medida Cautelar impuesta en el Tribunal de Control.
En virtud de lo expuesto, se hace necesario aclarar que el decreto de rebeldía, es a los fines procesales, para su inmediata ubicación y de no lograrse, entonces se librará la orden de captura; por lo tanto la declaratoria de rebeldía no es el presupuesto que señala el parágrafo segundo del artículo 615 de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño y del Adolescente.
En fecha 09 de octubre de 2001 se recibió la presente causa procedente del Tribunal de Primera Instancia en Funciones de Control N° 5 Sección Adolescentes de este Circuito, de la cual se desglosa que el acusado XXXXXXXXXXXXXXXXXX pasó a juicio, ratificándosele la Medida Cautelar prevista en el artículo 582 literales c) y d) de la ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente.
En fecha 11 de octubre de 2001, se le dio entrada a la presente causa bajo el N° 057-01 y se fijó el sorteo de los ciudadanos que participarán como escabinos a fin de constituir el Tribunal mixto.
En 12 de julio de 2002, se declaró en rebeldía y se libró Orden de Captura para el acusado XXXXXXXXXXXXXXXXXX, a través de la Policía Metropolitana, mediante oficio N° 820-02, siendo ratificada en diversas oportunidades, y no pudiéndose localizar al referido adolescente.
En fecha 28-06-2007, es capturado el acusado XXXXXXXXXXXXXXXXXX por funcionarios adscritos a la policía de Caracas y puesto a la orden de este Tribunal.
En fecha 02-07-2007 de realiza la Audiencia para Revocatoria por Incumplimiento de la Medida Cautelar, en la cual se acordó Revocar la Medida Cautelar que se le había impuesto al acusado, artículo 582 literales c) y d) de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, por la Medida Cautelar prevista en el mismo artículo literal g) ejusdem, consistiendo la misma en la presentación de 2 fiadores que devengaran cada uno un sueldo mensual de 30 Unidades Tributarias.
En fecha 06-07-2007, se acuerda la libertad bajo fianza del acusado XXXXXXXXXXXXXXXXXX, toda vez que se cumplieron los requisitos exigidos por este Tribunal para la constitución de la fianza.
En fecha 16-07-2007, se realiza el Juicio Unipersonal Oral y Privado, en el cual la Defensa Privada del acusado, Abgs. IDELSA MARQUEZ y LUIS RINCON, solicitan la Prescripción de la Acción Penal conforme al artículo 31 del Código Orgánico Procesal Penal por cuanto habían transcurrido más del lapso previsto para que operara la misma, y como excepción el Tribunal la resolvió al inicio del debate acordando la Prescripción y dejar sin efecto las ordenes de captura que pesaban sobre el acusado de autos.

CAPITULO II
CONSIDERACIONES DEL TRIBUNAL

La Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente en el artículo 615 establece: 1) los lapsos de prescripción, 2) los actos que la interrumpen, 3) la eliminación de la prescripción extraordinaria, 4) la remisión al Código Penal respecto a la forma de computarla.
Establece el artículo 109 del Código Penal: “Comenzará la prescripción: para los hechos punibles consumados, desde el día de la perpetración; para las infracciones, intentadas o fracasadas, desde el día en que se realizó el último acto de la ejecución; y para las infracciones continuadas o permanentes, desde el día en que cesó la continuación o permanencia del hecho.
Si no pudiere promoverse o proseguirse la acción penal sino después de autorización especial o después de resuelta una cuestión prejudicial deferida a otro juicio, quedará en suspenso la prescripción y no volverá a correr hasta el día en que se dé autorización o se defina la cuestión prejudicial” y 110 de la misma Ley: “ Se interrumpirá el curso de la prescripción de la acción penal por el pronunciamiento de la sentencia, siendo condenatoria, o por la requisitoria que se libre contra el reo, si éste se fugare.
Interrumpirán también la prescripción, la citación que como imputado practique el Ministerio Público, o la instauración de la querella por parte de la víctima o de cualquier persona a los que la ley reconozca con tal carácter; y las diligencias y actuaciones procesales que le sigan; pero si el juicio, sin culpa del imputado, se prolongare por un tiempo igual al de la prescripción aplicable más la mitad del mismo, se declarará prescrita la acción penal.
Si establece la ley un término de prescripción menor de un año, quedará ella interrumpida por cualquier acto de procedimiento; pero si en el término de un año, contado desde el día en que comenzó a correr la prescripción, no se dictare sentencia condenatoria, se tendrá por prescrita la acción penal.
La prescripción interrumpida comenzará a correr nuevamente desde el día de la interrupción.
La interrupción de la prescripción surte efectos para todos los que han concurrido al hecho punible, aun cuando los actos que interrumpan la prescripción no se refieran sino a uno”, de estas disposiciones entonces no son aplicables, ni el suspenso de la prescripción por cuestión prejudicial prevista en el único del artículo 109 del Código Penal, ni las causales de interrupción previstos en el artículo 110 del Código Penal en su encabezamiento, ni la declaratoria de prescripción extraordinaria prevista en el artículo 110 ejusdem primero y segundo aparte; pero si resulta aplicable el efecto de la interrupción respecto al nuevo cómputo de prescripción.
Ahora bien, el artículo 615 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente señala como acto interruptorio de la prescripción la evasión y conforme al artículo 110 del Código Penal, en su penúltimo aparte la prescripción interrumpida comenzará a correr nuevamente desde el día de la interrupción. (Subrayado del Tribunal). Esto quiere decir, que desde la fecha de la evasión comienza a correr desde cero el lapso para que ella opere según el hecho punible del que se trate, que en este caso comenzó desde el 12-07-2002, fecha en la cual el acusado fue declarado en Rebeldía, que si bien es cierto esta es a los fines procesales, como ya se expresó anteriormente, no es menos cierto que de las actas no se desprende la fecha exacta de la evasión, por lo que en este caso se tendrá como fecha de la evasión.
Se calificó la conducta atribuida al entonces adolescente XXXXXXXXXXXXXXXXXX, en el Escrito de Acusación, el delito de Homicidio Calificado en grado de Complicidad Correspectiva y Lesiones Graves, por lo que la prescripción opera en cinco años a partir de la fecha de la comisión del delito, tomando el límite máximo que en este caso sería menos si fuese condenado, por cuanto la complicidad Correspectiva conlleva una reducción de la pena, si ésta no se hubiera interrumpido; pero la evasión al proceso por parte del imputado fue desde el 12-07-2002, cuando se evadió, tal y como se evidencia al folio 136 pieza II, interrumpió la prescripción, por tanto desde el 13-07-2002 hasta la presente fecha han transcurrido 5 años y 3 días, razón por la cual este juzgador considera ajustado a derecho decretar la prescripción. Cabe destacar que en materia de prescripción, la voluntad de la Ley, por el transcurso del tiempo es la extinción de la responsabilidad penal; y ello está dado así porque se trata de una necesidad social fundada en la realidad de las cosas, aconsejando poner término a la persecución penal, si ya esto es en materia de adultos cuanto más a los adolescentes que requieren de una sanción socio-educativa, lo más cercano al hecho no como ocurre en este caso, que han pasado 5 años y es menester señalar que el tiempo fue transcurriendo sin decreto alguno de suspensión por el Órgano Jurisdiccional.
Entonces, una de las razones más resaltante es el olvido del hecho y por esa vida de sucesos en que transcurre la adolescencia, hace desaparecer la necesidad del castigo que se muestra al transcurrir el tiempo en inoportuna e innecesaria, máxime cuando ha desaparecido la conmoción social por el impacto ocasionado sea cual fuese el hecho punible cometido por el adolescente, siempre impactará a la sociedad. ¡Era un adolescente! En este caso, cuando el entonces adolescente presuntamente cometió el delito de Homicidio Calificado en grado de Complicidad Correspectiva y Lesiones Graves en fecha 18-03-2000, tenía 16 años, siendo que en los actuales momentos tiene 23 años de edad, observando este Juzgado que la vida del joven en los actuales momentos pudiera estar encausada.
Es por lo que, la interrupción de la prescripción, tal y como lo señala la Ley Orgánica Para la Protección del Niño y del Adolescente en el artículo 615 Parágrafo Segundo: “La evasión…interrumpe la prescripción”, y en este caso se interrumpió desde el 12-07-2002 tal y como se puede observar al folio 136 pieza II del presente expediente. Entonces estima este decisor que lo más ajustado a derecho es acordar la PRESCRIPCION por cuanto han transcurrido 5 años y 3 días desde la evasión, por lo que lo ajustado a derecho es DECRETAR LA PRESCRIPCION DE LA ACCION en la presente causa y en consecuencia el SOBRESEIMIENTO DEFINITIVO, conforme a lo establecido en el artículo 318 numeral 3 y 48 numeral 8, ambos del Código Orgánico Procesal Penal. Y ASI SE DECIDE.

CAPITULO III
DECISIÓN

Por las razones anteriormente señaladas, este Tribunal de Primera Instancia en Funciones de Juicio N° 3 Sección Adolescentes del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, administrando justicia en nombre de la República y por la autoridad que confiere la Ley, DECRETA LA PRESCRIPCIÓN DE LA ACCIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 615 de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño y del Adolescente y en consecuencia el SOBRESEIMIENTO DEFINITIVO, conforme a lo establecido en el artículo 318 numeral 3 y 48 numeral 8, ambos del Código Orgánico Procesal Penal, en la causa seguida al acusado XXXXXXXXXXXXXXXXXX, por la presunta comisión del delito de Homicidio Calificado en grado de Complicidad Correspectiva y Lesiones Graves. Se acuerda dejar sin efecto los oficios Nº 875-02, de fecha 16-08-2002, oficio Nº 951-02, de fecha 04-10-2002, oficio Nº 021-03, de fecha 20-01-2003, oficio Nº 133-03, de fecha 02-05-2003, oficio Nº 257-03, de fecha 05-08-2003, oficio Nº 351-03, de fecha 14-11-2003, oficio Nº 154-04, de fecha 21-05-2004, oficio Nº 335-04, de fecha 20-09-2004, dirigidos a la División de Capturas del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas; oficio Nº 148-04, de fecha 19-05-2004, dirigido a la Sub-Delegación Caricuao del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas; y oficio Nº 079-05, de fecha 01-03-2005, oficio Nº 372-05, de fecha 09-08-2005, oficio Nº 014-06, de fecha 12-01-2006, oficio Nº 392-06, de fecha 05-06-2006, oficio Nº 236-07, de fecha 06-03-2007, dirigidos a la División de Investigaciones y Protección en Materia del Niño, Adolescente, Mujer y Familia del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, mediante los cuales se ordenaba la captura y localización del acusado de autos. CUMPLASE.-
Notifíquese, Regístrese, Publíquese y déjese copia de la presente decisión.
Dada, sellada y firmada en la Sala de Despacho del Juzgado Tercero de Juicio de la Sección de Adolescentes del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas.
LA JUEZ,


ELENA BAENA

LA SECRETARIA,

XIOMARA MONTILLA

En esta misma fecha se dio cumplimiento a lo ordenado.

LA SECRETARIA,

XIOMARA MONTILLA

Causa Nº: 057-01
EB/XM/jahm